viernes, 1 de agosto de 2008

Retorno

Confundo el Metro. Entro y salgo en el mismo vagón. Leo: “Pasar un dedo, suavemente, por el borde afilado de una navaja rota”. Tiene su contexto. Me lo guardo. Avanzo buscando una salida, o una entrada.

En el Metro, un hombre toca la misma música con la que mi móvil me avisa de que tengo un nuevo mensaje. Un SMS amplificado, o lo que es lo mismo, Chopin.

Alcanzo el tren. Por los pelos. Es el tren de Aranjuez. Justo hoy, justo a esta hora. Entro. Me bajaré en Atocha. No es un viaje de vuelta, es de ida. Tengo sed.

Siento impulso de escribir. No sé el qué. Éste es el resultado. Sobre una libreta en movimiento.

"...Ahora que regreso a los lugares a donde quise huir...
y nadie me espera allí".

2 comentarios:

adoquinarios dijo...

Una libreta en movimiento con mucho arte.

¿Sabes yo tambien he sentido la necesidad de escribir esta mañana?. Y tambien sobre un viaje, del cual estoy ilusionado.

Un viaje de partida hacia el interior que añoro desde años.

Cuidate mucho Patricia.

¡FELIZ AGOSTO!

LIRA dijo...

Una libreta en movimiento es rescatar del pensamiento, aquellas luces que brillan en nosotros y que queremos que perduren...en el papel...para que perduren en nosotr@s...